Pólizas de Crédito

La Póliza de Crédito es un producto bancario que nos permite disponer y amortizar el crédito concedido en función de nuestras necesidades diarias. Cuando la Póliza de Crédito se instrumentaliza en una cuenta corriente, ésta cuenta corriente puede tener saldo deudor por el límite en el que tengamos concedida la Póliza de Crédito. Es un producto dirigido a empresas, autónomos y emprendedores.

ELEMENTOS DE UNA POLIZA DE CREDITO

  • Capital máximo disponible: Es el importe máximo de nuestro préstamo del cual podemos disponer.
  • Vencimiento: Todas tienen una duración determinada, normalmente un año.
  • Comisiones aplicables y tipos de interés: Tienen unos costes en comisiones e intereses como cualquier otro producto bancario. Es un préstamo de libre disposición  y variable con límite superior de crédito y vencimiento pactado previamente.

COMISIONES E INTERESES EN UNA POLIZA DE CREDITO

1 – Comisión de Apertura: Suele ser entre el 0.25% y el 2% sobre el total concedido.

2 – Comisión de Disponibilidad: Es un porcentaje de la cantidad que podemos disponer en el momento de la liquidación de intereses y que suele ser un 1% sobre la suma de los números comerciales de la Póliza o bien un 0.1% sobre el capital no dispuesto.

3 – Interés por saldo dispuesto: Es el interés que pagamos por el importe que disponemos de nuestra Póliza.

4 – Interés por saldo no dispuesto: Es el interés que pagamos por el importe de nuestra Póliza que no hemos dispuesto.

5 – Interés de excedido: En caso de que nos excedamos de la cantidad de nuestra Póliza, se pagará un interés que será más alto que los anteriores, equivalente a un interés de demora.

Por tanto, como vemos el coste financiero de un Póliza de Crédito es bastante importante. Podemos calcular un total del 5% del importe total.

UNA POLIZA DE CREDITO NUNCA SE PUEDE USAR PARA:

  • Financiar la compra de un vehículo, maquinaria, etc (Es mejor Préstamo o Leasing)
  • Financiar necesidades permanentes de tesorería (Se deben paliar siempre con fondos propios)
  • Financiar impagos de clientes (Se deben sufragar con recursos propios)

LAS POLIZAS DE CREDITO DEBEN USARSE PARA:

  • Necesidades puntuales de tesorería , siempre y cuando sea puntual.