Préstamos

Contrato Mercantil entre la Entidad Financiera y unas personas físicas o jurídicas en el que se conviene que la Entidad Financiera entregue un dinero a la otra persona, con la condición que lo devuelva más tarde con unos intereses pactados por ambas partes. Pueden ser a tipo fijo o a tipo variable.

 

Préstamos Personales

Para la compra de un coche, amueblar la casa, vacaciones, estudios, etc. Esto es lo más común. El trámite de estos Prestamos suele llevar menos tiempo que en el caso de los Hipotecarios, pudiendo llegar incluso a disponer del dinero en 48 horas. El plazo para la devolución suele ser entre 5 y 8 años.

Nos solicitaran documentación personal y económica: DNI, estado civil, tres últimas nóminas, declaración de la renta, contrato laboral, etc. Si el Préstamo es para adquirir algún bien, también se adjuntara la factura proforma correspondiente.

Tras la presentación de esta documentación el banco se pondrá en contacto con nosotros para comunicarnos si el Préstamo ha sido concedido o no. A partir de este momento, se nos dará la “Oferta Vinculante”, donde figuraran todos los detalles de la operación. Después formalizaremos el Préstamo a través de la firma del contrato.

Préstamos Hipotecarios

Se realizan para la compra de una vivienda, por tanto suelen ser de cuantía mayor que los personales y con un plazo de amortización más grande. Tienen un límite máximo de concesión que depende del valor de la vivienda y de los ingresos del solicitante. Las Entidades Financieras suelen  prestarnos entre un 70-80% del valor de tasación. Además la cuota mensual no debe exceder del 30-40% de los ingresos mensuales. El banco nos solicitara una serie de información y documentación .

Este contrato de Préstamo Hipotecario  se formalizara en Escritura Pública ante notario, y a continuación inscribirla en el Registro de la Propiedad correspondiente, liquidando los impuestos correspondientes.

Préstamos con Avalista

Es cuando existe una tercera persona que es el Avalista que responde de igual forma que el prestatario, en caso de incumplimiento de las cuotas de devolución del Préstamo.

Componentes de un préstamo

1 – Principal: Cantidad de dinero que el banco nos presta

2 – Plazo de Amortización: Tiempo que se establece para devolver el dinero prestado. Suelen ser cuotas mensuales (aunque pueden ser trimestrales o semestrales)

3 – Sistema de Amortización: Al principio se pagan más intereses y se amortiza menos capital

 

4 – Tipos de Interés: Fijo, el cual no cambia en toda la vida del Préstamo. Variable, varia cada cierto tiempo en función del EURIBOR más un diferencial.

5 – Comisiones: Pueden ser de Apertura, de Estudio, por Amortización Parcial y/o total, por cambio de las condiciones del Préstamo.

6 – La TAE: El tipo de interés, comisión y plazo de amortización, entran en el cálculo de la TAE (Tasa Anual Equivalente). Representa el coste REAL del Préstamo, ya que refleja el total de los gastos del mismo.

7 – Otros Gastos Adicionales: Notaria, gestoría, etc

8 – Carencia: Periodo inicial del Préstamo durante el cual solo abonamos intereses. Suele ser de 2 años.